Acerca de este blog

Este blog aborda los descubrimientos de planetas desde una perspectiva amena y sencilla, pero siempre precisa y contrastada, para una lectura agradable.

04 diciembre, 2011

Descubierto un nuevo planeta parecido a la tierra

El planeta recién anunciado se llama Kepler 21b y no tiene condiciones para la vida. Lo que mas interesa es que tiene un diámetro de 1,6 veces el de la Tierra y una masa de 10 tierras. En términos astronómicos esto significa que tiene unas condiciones de gravedad y química parecidas a la terrestre, si bien sus 1.627 grados de temperatura lo hacen mas parecido al infierno que a nuestro mundo terrenal.

La importancia de este descubrimiento se halla en el avance de la técnica, siendo un buen indicador de que vamos en buen camino, al poder descubrir planetas cada vez mas pequeños y con mas regularidad. El planeta se encuentra a 352 años luz de distancia, por si alguna vez quieren visitarlo. El descubrimiento ha sido anunciado por el Observatorio Nacional de Astronomía Optica de los Estados Unidos.



Fuente: Space.com

24 septiembre, 2011

Fomalhaut b viaja errante

Fomalhaut b, uno de los exoplanetas mas conocidos por la vistosa imagen de su sistema solar (conocido como el ojo de Sauron), ha creado una nueva polémica en la comunidad de astrónomos al, según parece, "moverse de forma errática". Sí, así como están leyendo, no es ningún sensacionalismo. Si algún lector logra imaginarse un planeta moviéndose así, y cree que esto puede ser verdad, que me diga como ha hecho para compaginar ambas ideas. La observación ha generado tantas dudas que algunos han propuesto desclasificar al planeta análogo de Neptuno, para que deje de ser un exoplaneta (sin saber siquiera lo que es), mientras que otros no han dudado en rechazar completamente el estudio.

La noticia sobre los nuevos datos se ha hecho pública durante una conferencia de astrónomos en Wyoming, USA. Al parecer el ambiente se ha caldeado bastante al oírse la aseveración de que hay un planeta moviéndose de forma irregular por allí. Debemos recordar que este planeta es el primero en descubrirse de manera directa a través de fotografías, por lo que negar su existencia (como pasa con gliese 581g) es prácticamente imposible.

Fomalhaut b fue descubierto al sospecharse su existencia por el anillo de material que existe alrededor de su estrella, muy similar al cinturón de kuiper, al que pertenece Plutón y su familia de planetas menores. Como este cinturón se ha definido gracias a Neptuno, los astrónomos empezaron a buscar a su análogo en aquella estrella. Finalmente lo encontraron donde buscaban, en el borde interior del cinturón.

Por ahora, mientras se revisa la publicación y se hacen nuevos estudios, es cuestión de imaginación sospechar que simplemente este planeta no se encuentra solo. Podrían haber otros planetas alterando su órbita. Simplemente estamos empezando a conocer este sistema.

http://news.softpedia.com/news/Confirmed-Exoplanet-Veers-Off-Course-Puzzling-Experts-223328.shtml

15 agosto, 2011

Descubren el planeta más oscuro

El exoplaneta, llamado TrES-2b refleja menos del 1 % de la luz que recibe. Los científicos aún no saben porqué su atmósfera es tan poco reflexiva.

Fuente: onenewspage

02 abril, 2011

Nuevo objetivo en la búsqueda de exoplanetas: Las Enanas Blancas

Desde que en 1992 se descubriera el primer planeta fuera del Sistema Solar, los astrónomos llevan la cuenta de 530 objetos de nuestra clase flotando por el Universo. Además, otros 1.200 esperan ser confirmados. Ahora, a los objetos estelares donde ya se buscan planetas (estrellas enanas rojas, medianas amarillas, quasares...) se suma una nueva clase de estrella: las enanas blancas.

Archivo:Size IK Peg.svg

Comparación de tamaños entre la enana blanca IK Pegasi B (centro abajo), su compañera de clase espectral A, IK Pegasi A (izquierda) y el Sol (derecha).

Las enanas blancas son el remanente de estrellas que han llegado al fin de su ciclo de vida ordinaria.

Las estrellas son gigantes motores de fusión nuclear, poseen tanto peso que en su núcleo los átomos se funden (como en una bomba atómica), generando inmensas explosiones. Mientras esto ocurre, se considera que la estrella está en su ciclo principal, generando luz y calor apreciables a millones de kilómetros, como lo demuestra nuestro Sol todos los días...

Cuando los átomos más fáciles de fundir se acaban, la estrella empieza a fundir átomos más pesados producidos en las fusiones anteriores. Estas explosiones son más potentes, por lo que la estrella se infla en ese "tira y afloja" entre Peso y Explosiones del núcleo. Cuando ese tira y afloja se hace insoportable, la estrella explota literalmente en todas direcciones, enviando gran parte de ella al espacio. Pero una buena cantidad se ha apretujado bien fuerte en lo que era el centro. Esta especie de "supercondensado" de estrella suele ser una enana blanca.

Como dichas estrellas pueden vivir por miles de millones de años, los astrónomos creen que estos objetos pueden albergar planetas con una masa, tamaño y composiciones similares a la Tierra. Por ahora, entre todos los planetas encontrados, ninguno se puede catalogar como "terrestre". Sí que hay varias "super-Tierras", planetas rocosos más grandes que el nuestro con capacidad para tener una química parecida. Pero ninguno de ellos cumple con las condiciones necesarias para soportar la vida.

Eric Agol, profesor de astronomía asociado de la Universidad de Washington, propone que encontrar planetas entorno a estas enanas puede ser mucho más fácil que con las demás estrellas. Así ha indicado en su publicación, disponible en la edición del 29 de Marzo de The Astrophysical Journal Letters.

Además, “si el planeta está lo suficientemente cerca, podría tener suficiente temperatura para conservar el agua líquida en su superficie, y ese es el gran factor -a tomar en cuenta- para la habitabilidad”.

El gran problema es que la zona de habitabilidad hipotética de las enanas blancas es mucho más cercana a ellas que en el resto de estrellas del Universo. Si a ello sumamos el hecho de que estas estrellas nacen de la destrucción en su anterior vida (como un fénix), y que en ese proceso todos los planetas cercanos son destruidos (como pasará en varios billones de años a Mercurio, Venus y la Tierra, cuando el Sol comience su agonía), entonces las posibilidades de encontrar planetas tan cercanos parecen reducirse.

Sin embargo, lo primero que descubrimos al ver planetas en otras estrellas es que los planetas migran. Y así puede pasar que planetas actualmente alejados (como lo son Júpiter y Saturno) puedan acercarse a la enana blanca resultante de la muerte del Sol.

En esos casos, aunque se prevé que la cantidad de planetas con esas condiciones son más bien pocos, el reducido tamaño y masa de sus estrellas parentales puede hacer que sean mucho más fáciles de descubrir. El hecho es que, antes del descubrimiento de la migración de los planetas (hace apenas una década) era un poco descabellado pensar en buscar planetas por esas zonas…

Noticia Original (en inglés): Softpedia.com

Follow the editor on Twitter @tudorvieru